He leído un artículo que clasifica a los hombres en tres rangos: banquero, barman y músico. El artículo termina con la parte del músico y comenta que el 95% de las mujeres han salido con músicos. El artículo está en inglés, por lo tanto para ellos salir, es tener un par de citas. Véase, liarte con un músico, da igual que lo hayas hecho cinco que veinte que dos veces.

Yo, obviamente también. En mi lista de conquistas, que vamos a redondear a 30 chicos, hay dos músicos. Chico E que tocaba la trompeta y estaba aprendiendo a tocar la batería y chico F que tocaba la batería y se ganaba la vida con ello. Con E no follé y con F sí.

De hecho E me destrozó la vagina. No sé cómo lo hizo, creedme que no lo sé, pero me destrozó los labios. Al día siguiente, cuando me desperté, me tuve que poner hielos para reducir la inchazón. Me resultó dolorosísimo sentarme aquella noche de sábado. Terrible.

Con F fue distinto. Básicamente porque a E le vi tocando en la fanfarria de mi barrio, le vi con la trompeta y le dije a una amiga: “pedazo pan”. Hasta la fecha sigue siendo el chico más guapo con el que me he liado, realmente guapísimo. Lo que tenía de guapo… le faltaba de polla. Lo he comentado alguna vez, y no sé si me creeréis, pero cuando metí la mano en su pantalón para hacerle una paja… no encontré nada. A ver, recapacitad… NO ENCONTRABA SU POLLA. La encontré. Pero era tan pequeña… pequeña de verdad, y fina. Un despropósito.

Fue un completo desastre, en resumidas cuentas. Nos pasamos unas dos horas hablando y me encantaba el hecho de que yo le hubiera fichado antes por la calle y que él me hubiera fichado a mí… pero no se puede sacar demasiado sobre éso aparte de lo que ya hay. Un tío guapísimo. Hablamos de música. Hablamos de habernos visto. Hablamos de… a no, nos empezamos a liar y ¡sorpresa…!

F. Oh Mon Dieu F…

Con F todo empezó al revés. El que me gustó fue su amigo. Y nos liamos. Y luego el amigo se fue y me dejó con F… y ya no volví con el amigo. F me habló de sus grupos, de cómo improvisaban jazz, de los ritmos diferentes que se pueden hacer con la batería…

Y con F follé en la playa. En el mar Mediterráneo. Ufff…

A tener en cuenta que era bastante más mayor que yo, que había tenido más vida sexual que yo y que era músico. Y ya dice la frase que un músico siempre es mejor que un chico normal. Es un hecho.

Y sí. Si F me hubiera pedido matrimonio en ese momento, me habría casado.

Obviamente no tiene nada que ver su forma de ser con que sean músicos, es simplemente la buena o mala suerte de su físico, sus atributos y su conversación. Y aunque F hubiera sido banquero, si supiera cosillas de culturilla general para poder entrar a una chica y hablar de lo que sea, caemos como moscas.

Pero Oh Mon Dieu F y el mar Mediterráneo…

Anuncios