El otro día tuvimos sesión de hablar sobre sexo. Últimamente, parece ser que la gente ha estado escuchando lo que digo, y el otro día hubo un debate sobre si yo tenía razón o no. Yo digo que quien baila bien, folla bien, eso me hace parecer algo engreida ya que yo bailo bien (o éso me dicen y con el tiempo he acabado creyéndomelo), pero aparte de si entro o no yo en esa cuestión. Yo estoy convencida de quien sabe mover las caderas, sabe moverlas en todas partes. Tampoco afirmo que quien no baile bien, no folla bien. Pero tampoco deben de follar igual de bien. Imaginad que vais a Cuba, o a Brasil, o que folláis con alguien de esos países, decidme mirándome a los ojos que no estáis convencidos que no serían amantes brutales.
Mis amigas analizan los chicos con los que he follado, ponen nombres encima de la mesa y analizan si bailan bien o no, y si follan bien o no. Y todos los casos se confirman, quien menos me gustaba cómo lo hacía es quien menos bailaba, quien mejor baila es con quien más disfruto en la cama.
Los chicos que estaban en la conversación, novios de mis amigas, se ponen a la defensiva inmediatamente.
– Yo no bailo bien, pero no oirás a María quejarse.
La verdad es que María no dice ni mú sobre cómo su novio lo hace o lo deja de hacer. Es un completo misterio. El resto de las chicas también se mosquean un poco, parece que los buenos bailarines no abundan. (Suerte que Michael sea uno de ellos).
Y ahora, independientemente de quien baila bien o no tan bien, está quien baila mal, quien baila muy bien, esos chicos que no bailan cuando están de fiesta que se apoyan en la barra del bar y sólo piden un cubata tras otro. Esos chicos arrítmicos que me fascina cómo con un ritmo tan sencillo como el bum bum bum bum bum, ellos hagan el movimiento cuando el bum no suena. Es muy, muy complicado bailar tan mal. Y estoy convencida de que esos chicos no follan bien, serán del grupo bum bum dale dale. Y la meterán cuando el ritmo no se lo indique.
Sí, estoy siendo cruel, bailar bien generalmente garantiza disfrutar en la cama, bailar mal no garantiza nada, puede que esté bien, puede que no. Digan lo que digan mi alrededor y mis amigas, sigo pensando que tengo razón. ¿Quién está de mi lado?

No hace falta que veáis todo el vídeo, pero decidme que no pensáis que esas chicas que bailan no deben hacerlo maravillosamente bien.

Anuncios