Una de mis mejores amigas es bisexual. Nadie se cree que sea bisexual. Los heteros la tratan de gay y las lesbianas dicen que sólo es una fase antes de que se pase a un bando o a otro, nadie camina por el medio de la carretera, hay que ir por un lado o por otro, el medio no cuenta como lugar donde residir.
Vaya, pues yo creo que sí cuenta. Ser bisexual no es una fase, es tener la suerte de ver belleza en ambos sexos, es tener la suerte de comerte la cabeza porque podrán putearte las retorcidas mentes de las mujeres y las sencillas mentes de los hombres. Por favor, si alguien piensa diferente que me lleve la contraria y exponga sus razones.
Quizá es porque mi amiga es tímida pero supone un reto sexual para todos los chicos con los que se cruza, porque tiene pinta de lesbiana, pero qué buena está, nos vienen los chicos ¿me puedo lanzar o me dirá que no, es lesbiana, verdad? Y ella tampoco dice demasiado sobre el tema, si se le pregunta directamente sí contesta con sinceridad, pero sino, esquiva el tema. A ella le gustan todas las personas, y punto. Hace poco se ‘enamoró’ de una chica del grupo de amigos de mi hermana, se sabe que la otra chica aunque sea hetero sí que ha dado coletazos por el mundo lésbico, y sí, se han liado un par de veces… pero mi amiga no quiere más y no porque no le guste, sino porque le da miedo que la vean con la otra de la mano por la calle. Me parece increíble que alguien siga teniendo miedo del rechazo de miradas de gente inculta, pero si fuera yo, sí, supongo que también estaría aterrada. Vivimos en un mundo en el que juzgan por todo, el físico, la forma de pensar y de sentir. Sí, podríamos pasar de todo y de todos, pero en el fondo sigue estando miedo al rechazo de la gente a la que queremos…
Aquí os dejo un documental sobre ello, dura casi una hora pero es muy interesante, merece la pena verlo.
http://www.megavideo.com/?v=1MZEMGCB

Anuncios