Una vez al año me depilo con cera: piernas, ingles y anxilas. Y duele, joder cómo duele. Me duele muchísimo. El resto del verano me depilo las piernas y las axilas con cuchilla, las ingles me las vuelvo a depilar con cera a mediados de verano. Pero durante el curso… es otro cantar, siempre me da mucha pereza depilarme, porque soy una vaga, y… porque luego te salen granitos cuando te depilas. (Y eso sí que es horrible). Así que una vez cada tres o cuatro meses, si se alinean las estrellas y me apetece, me depilo en condiciones. Luego ya si coincide que justo en ese período de tiempo me lío con alguien, mejor que mejor… pero por desgracia eso no sucede. Tengo más recuerdo de no estar depilada, que de estar depilada.
Porque, admitidlo, ¿cuántas de nosotras estamos SIEMPRE depiladas? Si a mí me parece estupendo que lo estéis, pero yo no quiero sufrir tanto, o no quiero hacerme el láser porque soy una miedica. Y pensaréis que es porque estoy soltera, pero qué terrible confesar, que cuando tengo novio no me depilo ni aunque me parta un rayo. ¿No me quieres? ¿No soy estupenda en la cama? Pues ya está todo aclarado.

La mierdosa moda de los pelos nos la trajeron los franceses, ¡qué os voy a decir! La moda nos ha metido en el coco, que ahora lo hermoso es una mujer depilada, y sí, supongo que yo también me veo más sexy y guapa cuando estoy depilada, pero en realidad sé que es una tontería, un círculo vicioso del que no voy a poder escapar.
La primera vez que lo hice con Carlos Salazar era diciembre, y yo no me depilada las ingles desde julio, haceros una idea.
– Carlos, Carlos que estoy sin depilar…
– ¡Me da igual!
Siempre es esa la respuesta. SIEMPRE. Ningún chico me ha dicho nunca ‘ah, bueno… si no estás depilada entonces vamos a dejarlo para otro día ya si eso…’ Porque es que realmente les da igual. Claro que si hay confianza te pueden decir, podrías depilarte por favor que no me gusta comer coño y acabar con tanto pelo en la boca… Pero por normal general, o yo sólo me lío con chicos comprensivos, les da exactamente igual.
De hecho el pasado noviembre me lié con un chico y llevaba sin depilarme desde agosto. Haceros una idea, no estaba nada pero nada depilada. Ni siquiera las piernas, porque con Carlos Salazar por lo menos eran sólo las ingles, pero con este chico que os comento, a quien llamaremos Pablo, parecía un hombre. Me dio hasta vergüenza desnudarme, de hecho tuvo que insistir durante un ratito de preliminares (vestidos) antes de que yo me decidiera. Y no me dijo nada, ni siquiera me miró raro, de hecho fue exageradamente mimoso y atento. A los tíos les da igual lo que hagamos con nuestros pelos.
Mierda de moda. Puta mierda de moda. ¡Que vivan las hippies que no se depilan! (Eso sí, en cuanto llegue el mes de junio y haga calor, yo tendré una cita con la chica de la esteticién…) Asco de moda.

(No he podido publicar antes porque no recordaba la contraseña. Patético, lo sé…)

Anuncios